jueves, 14 de febrero de 2008

Andi

Andi nació en 2001 en Oregón, ha tenido el honor (¿dudoso?) de ser el primer primate no humano transgénico.

Su aspecto es normal, pero su mapa genético está manipulado y expresa un proteína que lo hace fluorescente bajo rayos ultravioleta (la GFP= green fluorescent protein, extraída de un tipo de medusa).
Aunque esta modificación no tienen ningún tipo de aplicación terapéutica ni sirve para estudiar ninguna enfermedad, es la prueba de que la introdución de genes de otras especies es posible en primates. Y si es posible en monos, también podría ser en humanos.
Aunque el uso de primates transgénicos no es demasiado factible a nivel experimental: hay un porcentaje muy bajo de éxitos, son caros de mantener y sus ciclos repruductivos son más lentos que el de los ratones (la especie más utilizada).

Andi quiere decir (ADN inserto).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada