viernes, 13 de febrero de 2009

Anne Fausto-Sterling y los 5 sexos

La bióloga Anne Fausto-Sterling propone que no hay sólo dos sexos, masculino y femenino, sino cinco: masculino, femenino, herm, ferm y merm.
Los herms son los nacidos con un ovario y un testículo; los ferms poseen ovarios pero sus genitales son masculinos, y los merms poseen testículos pero genitales femeninos.

Siempre se ha considerado que hay dos únicos sexos: masculino o femenino. Los machos tienen como gónadas los testículos, como genitales internos el epidídimo, conducto deferente, vesículas seminales y próstata y como genitales externos el glande, tallo del pene y escroto.
Las hembras tienen como gónadas los ovarios, como genitales internos útero, parte superior de la vagina y las trompas de Falopio, y como genitales externos clítoris, parte externa de la vagina, labios menores y labios mayores.

El embrión, en un estadio inicial tiene un órgano sexual indiferenciado. Si el sexo genético del embrión es XY, el gen SRY del cromosoma Y inducirá la diferenciación sexual de las gónadas a testículos. En ausencia del gen SRY las gónadas no cambiarán y serán ovarios.
Los testículos segregarán testosterona que hará que las diferentes partes del órganos sexuales internos indiferenciado se masculizará y hormona antimülleriana (HAM) que impide la feminización. En ausencia de testosterona los conductos indiferenciados se feminizará.
Los genitales externos se diferencian por la presencia de testosterona, concretamente ésta se transforma en 5-alfa-dihidrotestosterona (DHT), por la acción del enzima 5-alfa-reductasa.

En algunas ocasiones el proceso de diferenciación sexual puede alterarse, como en el caso de:

- el síndrome de insensibilidad a los andrógenos, en que los receptores de las hormonas segregadas por los testículos no son funcionales con lo cual los genitales internos no se masculinizarán y tendrán apariencia femenina
- el síndrome del conducto mülleriano persistente, los receptores para la HAM no son funcionales, por lo cual los genitales internos serán tanto masculinos como femeninos, ya que no se para la feminización
- la hiperplasia adrenal congénita, las glándulas suprarrenales segregan un exceso de testosterona, lo que puede masculinizar los genitales externos femeninos
- mutaciones en la 5-alfa-reductasa que impiden la transformación de la testosterona segregada por los testículos en DHT, con lo cual los genitales externos quedarán feminizados

Estos trastornos son la base de los 5 sexos que propone Sterling.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada